¡Dolor de espalda! Aprende a combatirlo de forma efectiva

j

by Alejandro Pardo

}

11.15.2020

Desde tiempos remotos, los seres humanos hemos realizado innumerables actividades que implican esfuerzo, resistencia, y es nuestra espalda, una pieza fundamental a la hora de proporcionarnos el apoyo, movimiento y estabilidad que necesitamos. En alguna ocasión habrás escuchado a alguien decir qué fuerte dolor de espalda sientoo ¡no te encorves!,porque tuespalda va a sufrir las consecuencias. Y es que sus músculos, ligamentos, vértebras y otros tejidos, pueden acumular tensión, que se traduce en dolor.

El acelerado ritmo de vida que marca nuestra actualidad, trae consigo innumerables causas que pueden originar dolor de espalda. Un trabajo sedentario, una caída, mala postura al levantar un objeto, una hernia de disco, el estrés, son sólo algunas de ellas y el resultado afecta nuestra calidad de vida.

Si el dolor de espalda, esta limitando tu vida, entonces es momento de hacerte cargo de tu salud.

Felizmente, existen diversas opciones que nos permiten ponerle fin a esta dolencia, aquí te mostraremos cómo combatir el dolor de espalda de forma efectiva, y qué mejor manera queconociendo sus características, los ejercicios preventivos que puedes realizary los tratamientos alternativos o terapias que existen para aliviarlo, tomando en consideración que la mejor opción es siempre la prevención.

¿Qué es dolor de espalda?

Básicamente el dolor de espalda constituye una molestia, asociada a una sensación de ardor o tensión, bien sea en la parte alta, media o baja de la espalda, quepuede originarse de forma repentina, causando un dolor leve, de corta duración, o una dolencia que puede crecer paulatinamente, con una intensidad crónica que puede durar varios meses y afectar la movilidad de quien lo padece.   

Dependiendo del área donde se presente dolor, podemos hablar de cervicalgia, o dolor de espalda alta, afectando la mitad superior de la espalda, los hombros y la base del cuello, dorsalgia, o dolor de espalda media, alrededor de las vértebras torácicas, y lumbalgia, o dolor de espalda baja, entre la base de las costillas y el inicio del muslo, siendo éste último el más común, pues la espalda baja soporta más peso que el resto al ser la base de la columna vertebral.

¿Qué causa el dolor de espalda?

El dolor es generado por diversas causas, tanto mecánicas como inflamatorias, y puede ser de orden multifactorial. Por ello, es importante que aprendas a reconocer qué causa dolor de espalda y así, disponer las opciones más favorables para aliviarlo.

Si nos centramos en la parte alta, una postura no adecuada, déficit muscular, sobreesfuerzo del músculo o lesión en el mismo, representan las principales causas. A nivel medio, podemos asociarlo a movimientos repentinos o bruscos, caídas que pueden implicar fractura de un hueso espinal o una contractura muscular por permanecer durante un largo período de tiempo en la misma posición.

Por su parte, la afección del área baja está relacionada con la degeneración músculo – esquelética de la columna vertebral y el trabajo físico que implica movimientos de levantamiento con esfuerzo o giro del cuerpo. Una articulación desgastada o la presión en la raíz de un nervio son causas de la lumbalgia.

En algunas ocasiones, se tiende a relacionar el dolor de espalda baja con los riñones, una forma de diferenciarlos se basa en su ubicación, pues, a pesar de reflejarse en la misma área, el primero se extiende hacia los lados, mientras que el renal se concentra en un único punto.

Otros factores como el estrés, la ansiedad, enfermedades inflamatorias de la columna vertebral, osteoporosis, malformaciones, tumores o una infección pulmonar, originan contracturas musculares que ocasionan dolor de espalda. La causa del dolor en cada persona varía, llegando a sentir además, debilidad en las piernas y molestia en la cadera y planta de los pies.

La edad es un factor determinante para el dolor de espalda, a pesar que a cualquier edad se puede padecer, es innegable que el paso de los años se refleja en nuestro cuerpo y, conforme avanza nuestra edad, también ocurre el desgaste de nuestra estructura y los procesos degenerativos, dando lugar a enfermedades como la artrosis y la estenosis espinal, que afectan las articulaciones y los nervios.

Masaje Bioenergetico donde se trabaja la mano en función de aliviar el dolor de omoplatos.

¿Cómo aliviar el dolor de espalda?

La clave es el movimiento, ¡sí, hay que ejercitarse y mantenerse activo!, siempre tomando en consideración nuestra edad y posibilidades. Modificar el ritmo de nuestro día a día incluyendo una sencilla rutina de ejercicios, una caminata corta a mitad de la jornada laboral o simplemente una pausa para respirar y estirarte, es un primer paso que ayudará a evitar el temible dolor.

 Por ello, te recomiendo que tomes en consideración estos 6 ejercicios para prevenir el dolor de espalda, que te caerán de maravilla, fortaleciendo los músculos solo con realizarlos dos veces por semana, al levantarte y antes de acostarte, dedicando unos 15 minutos de tu tiempo que tu cuerpo agradecerá toda la vida:

Acerca tus rodillas al pecho

Para ello, recuéstate en el suelo boca arriba, con las rodillas dobladas y, ayudándote con tus manos, trata de acercar cada una de tus rodillas hasta tu pecho, manteniendo la posición por un espacio de 20 segundos. Luego, haz lo mismo con ambas rodillas.

Gira tu cadera

Recuéstate en el suelo boca arriba, con las rodillas dobladas, mantén unidas tus piernas y gira tus rodillas a ambos lados del cuerpo, sin despegar los hombros que deben permanecer apoyados en el suelo. Puedes realizar 5 o más repeticiones.

Eleva tus glúteos

Boca arriba, recostado en el suelo, con las rodillas flexionadas y los brazos extendidos a ambos lados, puedes hacer una elevación de glúteos, contrayendo el abdomen al subir y relajando al bajar. Puedes efectuar 5 o más repeticiones.

Mueve tus hombros

Emplea una silla o taburete y siéntate manteniendo una postura recta, mueve tus hombroshacia atrás lo más posible, respira y vuelve a la postura inicial. Puedes hacer unas 5 repeticiones.

Empuja tus lumbares

Ubícate apoyando tus manos y rodillas en el suelo, como si estuvieses en cuatro patas y, mientras levantas tu cabeza y hombros empuja tus lumbares y abdomen al suelo, ¡respira!, puedes repetir el movimiento 5 veces.

Sostén tu cuerpo

Ubícate boca abajo con el cuerpo completamente estirado y apóyate sobre tus antebrazos y la punta de los pies, aprieta tu abdomen y mantén la posición de 10 a 15 segundos.

 La mejor opción para prevenir el dolor de espalda es practicar una actividad física, si te apasiona nadar, caminar, montar bicicleta, practicar gimnasia, el yoga, lo que más te agrade, ¡adelante!, lo importante es que te mantengas físicamente activo. Acompañar tu rutina de ejercicios con una alimentación balanceada que incluya alimentos ricos en calcio y vitamina D para fortalecer el sistema óseo, una correcta higiene postural, que te permita realizar las actividades diarias evitando en todo momento la lesión y sobrecarga, y un sueño reparador, favorecerá la prevención.

Procura en todo momento mantener la postura ideal de la espalda: tu cabeza debe permanecer alineada con la pelvis, tus hombros relajados, el pecho se abre hacia adelante, generando una pequeña curvatura en la parte baja de tu espalda, de modo que tus rodillas no reciben tensión alguna. Así, evitarás la fatiga producto de la sobrecarga de los músculos.

¿Cómo tratar el dolor de espalda?

¡Cada espalda es única!, si lamentablemente ya estás padeciendo un dolor de espalda, debes mantenerte tan activo como sea posible, la movilidad es vital, pues el descanso prolongado agrava el dolor. No existe un método único para curar el dolor, comúnmente el tratamiento es doméstico, mediante el cuidado personal, utilización de analgésicos, antinflamatorios, bien sea  por vía oral o inyección intramuscular, ungüentos y terapias de calor y frío, colocando compresas en el área afectada.

También, puedes realizar ejercicios de estiramientos suaves, siempre y cuando no afecten tu condición y evitando en todo momento el peso excesivo. Practicar una respiración profunda y relajada o una sesión de masajes, ayudará a disminuir los niveles de estrés asociados.

 Si experimentas un dolor de espalda muy prolongado, que se extiende días, semanas o meses, no cede ante ningún tratamiento, y además, se irradia a las piernas, produce fiebre, pérdida de peso sin razón aparente y molestias intestinales ¡es preciso que vayas al médico especialista!, y chequees otras condiciones que pueden estar afectando la salud de tu cuerpo.

La realización de una cirugía es una opción que se toma en cuenta luego de haber evaluado tratamientos no quirúrgicos por varios meses, pues existe un abanico de posibilidades terapéuticas para aliviar el dolor de espalda, quedando reservada la cirugía para casos graves relacionados con complicaciones en las estructura de la médula espinal o la afección de los nervios.

Muchas veces minimizamos lo que un dolor de espalda representa y lo volvemos habitual, sin saber que es una afección que aqueja a millones de personas al año en todo el mundo y que puede representar la alarma de una afección más grave. Ahora que conoces las causas que originan dolor de espalda y las opciones que tienes para evitarlo, es imprescindible que empieces a cuidar de ti, tu postura, cómo realizas cada actividad, recordando que nuestro cuerpo lo es todo.  

Mi experiencia personal con mi dolor de espalda:

Comencé a sufrir dolores de espalda cuando tenía 12 años y desde aquél entonces hasta mis 22 años, tome un ibuprofeno 600 cada día. (Si, mejor ni contar las mas de 1000 capsulas que tome para mi dolor de espalda). Fue a esa misma edad, que conocí el masaje bioernergético y desde esa primera semana logré reducir la cantidad de pastillas para el dolor, ya que este masaje trabaja la causa del dolor, en cambio el ibuprofeno, solo anestesia la misma.
Al conocer esta técnica de masaje, descubrí que era capaz de modificar no solo el dolor, si no, mi forma de expresarme y canalizar mis estados emocionales, que eran la verdadera causa de mi dolor crónico de espalda.

Hoy como terapeuta holístico, trabajo 3 terapias que ayudan a obtener resultados hasta 10 veces más rápidos de los que yo logre solamente con el masaje bioenergetico.

About the Author

Alejandro Pardo

Tener Salud física y mental se volvió mi pasión. Vivir sin dolor y sin inflamación es posible. Lograrlo, fue lo que me llevó a ser Terapeuta Holístico.

Destacado

Post Relacionados

Disbiosis Intestinal

Disbiosis Intestinal

La disbiosis intestinal es un trastorno cada vez más común que afecta la salud del sistema digestivo y puede tener un impacto significativo en el bienestar general. En este artículo, exploraremos en profundidad qué es la disbiosis, sus síntomas, causas y las opciones...

Terapias Alternativas en Padel

Terapias Alternativas en Padel

Las terapias alternativas, como el masaje bioenergético, las Flores de Bach y el biomagnetismo, pueden ayudar a los jugadores de pádel, tanto amateurs como profesionales, en varios aspectos de su bienestar físico y emocional. Aquí hay algunas formas en que estas...

¿Necesitas ayuda?

Escríbenos

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...
Hablemos por Whatsapp
¿Que vitaminas debo tomar para mejorar mi bienestar?

¿Que vitaminas debo tomar para mejorar mi bienestar?

Guía sobre vitaminas, minerales, antioxidantes y adaptogenos en Bolivia.

Gracias por solicitar la guía. Revisa tu correo ahora!